22 de noviembre de 2015

35 tuits sobre el universo de Dickens

A la derecha, Mariano Fazio, autor de El universo de Dickens.

Selección de tuits tras la lectura de El universo de Dickens (Mariano Fazio, ediciones Rialp, Madrid 2015).



  1. Dickens da brillo a lo anodino, sentido de eternidad a lo de todos los días, dignidad a las vidas juzgadas “vulgares”.
  2. Sus libros son una buena terapia para las personas que se toman todo demasiado en serio.
  3. El mundo de Dickens gira en torno a la vida cotidiana, constituido fundamentalmente por la familia y el trabajo.
  4. Dickens es el novelista de la infancia necesitada de afecto.
  5. Zweig: “Dickens fue el primero que tejió en red poética los hilos de la vida diaria de la más antipoética de las naciones”.
  6. Zweig: “Dickens saca del pecho de gentes sencillas sentimientos humildes y desdeñados, los articula en su engranaje como un relojero, y los pone a andar”.
  7. En su mundo, Dickens dio vida a numerosos personajes humildes y pobres llenos de dignidad.
  8. Chesterton: “Dickens es la voz, no solo de las capas sociales profundas sino de lo subconsciente de esas capas”.
  9. En la obra de Dickens, el mal es ahogado en el bien, el odio en el amor, la mentira en la verdad.
  10. Los personajes más alegres de sus novelas son los que se olvidan de sí mismos y piensan en los demás.
  11. Sin necesidad de hacer una lectura cristológica de la obra de Dickens, hay en muchas de sus novelas personajes que adoptan esta perspectiva.
  12. Olvidados de sí mismos, muchos personajes de Dickens se dan a los demás, y consiguen derramar paz, amor, concordia.
  13. Nancy se resiste: «Estoy encadenada a mi vida anterior. Ahora la odio y la detesto, pero no puedo dejarla».
  14. La conversión de Nancy fue preparada casi inadvertidamente por la pureza de vida de Oliver y por la fina caridad de Rose.
  15. Dickens: La soberbia es uno de los siete pecados capitales, pero no la que siente una madre orgullosa de sus hijos”.
  16. Dickens: “lo que falsamente llamamos un lema religioso puede ser fácilmente utilizado por hombres sin religión”.
  17. Varden dice a su mujer:Recordad que de todas las cosas malas, las peores son las buenas cuando se hace mal uso de ellas”.
  18. Mr. Haredale: Los hombres que aprenden a tener paciencia son los que dan a todos sus semejantes el nombre de hermanos”.
  19. Dickens y la Navidad van unidos de la mano.
  20. Mark se siente tan feliz, que decide cambiar el nombre de la hostería. Ya no se llamará El Dragón Azul, sino El alegre Tapley.
  21. Las batallas que más interesan a nuestro novelista son las que se libran en la vida cotidiana y en el interior del corazón humano.
  22. Clemencia Newcome es la típica ama de llaves dickensiana: corazón de oro, espíritu de servicio, sentido común.
  23. Dickens: la virtud halla en sí su propia recompensa.
  24. Dickens: “como muchos padres afectuosos, tengo un hijo favorito en el fondo de mi corazón. Y su nombre es David Copperfield”.
  25. Mr. Micawber: ¡Bienvenida sean la miseria, la falta de techo, el hambre, los harapos, las tempestades y la mendicidad! ¡La confianza mutua nos sostendrá hasta el fin!.
  26. Los tribunales, los despachos de abogados y las mismas calles de Lincoln’s Inn y Chancery Lane están pobladas de personas irresponsables, que no se dan cuenta del daño que hacen a los ciudadanos implicados en los juicios, pendientes de una sentencia que nunca llega.
  27. Lo que no logró la diatriba de Mrs. Pardiggle lo obtuvo el “saber estar” de Esther Summerson. Una predicaba desde su autosuficiencia, la otra susurraba al corazón.
  28. La civilización del amor será una realidad cuando haya más personas como Esther Summerson, y menos como Mrs. Jellyby.
  29. Thomas Gradgrind es un hombre reducido a números, un caso de pura aritmética.
  30. Chesterton: “en una época en la que todos confundían liberalismo e individualismo, Dickens supo ser resueltamente liberal y enérgicamente anti-individualista”.
  31. Chesterton: “comprendió que los sistemas económicos no son creaciones independientes de nosotros, como las estrellas”.
  32. Dickens dirige todos sus dardos contra la burocracia y la corrupción estatal, inventando una “oficina de los circunloquios”.
  33. Pip: “Es imposible conocer hasta dónde llega la influencia de un hombre amable, honrado y cumplidor de su deber”.
  34. Todas las obras de Dickens terminan bien, al estilo de las películas de Hollywood de los tiempos de Eisenhower.
  35. El mensaje de Dickens no se puede entender fuera de una visión cristiana de la vida.



Mariano Fazio
El universo de Dickens. Una lección de humanidad
Ed. Rialp
Madrid, 2015, 195 páginas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario